jueves, 29 de mayo de 2014

Barrio de las Letras II

Distrito Centro, Barrio de Cortes
Metro: Sol/Sevilla/Antón Martín

Lo que hoy se conoce por Barrio de las Letras, originalmente fueron unas huertas del Marqués de Castañeda. A partir del siglo XVI se instalan en la zona una serie de compañías teatrales bajo el patrocinio de Ordenes Sacramentales, que no funcionaban como teatro estable, sino como lo que conocemos, teatro de comedias.

Se le empieza a llamar de las Letras y tambien de los Literatos, debido a la cantidad de escritores que históricamente fijaron su residencia en ésta zona, como Lope de Vega, Cervantes, Góngora, Quevedo, Calderón de la Barca... 

Comenzamos el recorrido en la plaza de Canalejas, viendo algunos edificios.

En la Plaza de Canalejas esquina con la Calle del Príncipe se encuentra el Edificio de la Viuda de Meneses. En 1914 la viuda del financiero Meneses encargó a los arquitectos José María Mendoza y José de Aragón la construcción de un edificio comencial, con ático reservado para viviendas.

Plaza de Canalejas, 3 esquina a la Carrera de San Jerónimo donde se encuentra la Casa Tomás Allende. Promovida por Tomás de Allende, fue construida por Leonardo Rucabado para viviendas entre 1916 y 1920.

Plaza de Canalejas, 3. Edificio de la Viuda de Meneses (a la izquierda) y Tomás Allende (a la derecha)

Edificio de la Viuda de Meneses y Tomás Allende. Saliendo de esta plaza, la calle de la izquierda es la Carrera de San Jerónimo

Edificio del antiguo banco Hispano Américano

Calle del Príncipe, 5. Después de la expulsión de los judíos en 1492, en el solar que ocupa este edificio se inauguró en 1917 "Midrás Abarbanel" la primera Sinagoga de Madrid


Calle del Príncipe, 6. Viviendas para Miguel López-Roberts, construidas por el arquitecto Fernando Arbós y Tremanti entre 1913-1915

 Calle del Príncipe, 8. Casa para don Manuel del Río, construida por el arquitecto Antonio de Ágreda entre 1916-1917



Calle del Príncipe, 14. Teatro de la Comedia construido a mediados del siglo XIX (1874) por Agustín Ortiz de Villajos. Actualmente lo están rehabilitando

Calle del Príncipe, 25. Teatro Español (antiguo Corral de comedias del Príncipe). Historia del Teatro

Calle Manuel Fernández y González, 7. "Viva Madrid" comercio centenanario. Fundado en 1856 como taberna y convertida en la actualidad en un bar de copas, es la antigua Casa de Guadalajara de la que se conserva todavía la fachada de cerámica con vivos colores y soporte para publicidad, propia o ajena. La portada de azulejos de tonos amarillentos lleva, además del nombre del establecimiento, el anuncio de “vinos y finos” y una imagen de la muy madrileña fuente de la diosa Cibeles.
El interior conserva algunos de los elementos como el alicatado de azulejos pintados a mano por Casa Mensaque, el techo artesonado con Arpías y la barra de estaño.









"Viva Madrid" es un comercio centenario, como así lo atestigua la placa de Mingote en el suelo, indicando que lleva funcionando desde 1856

Calle Manuel Fernández y González, 7, donde se encuentra la placa que se mostrará ampliada a continuación

Placa conmemorativa de José Rizal

Calle Echegaray (antes calle del Lobo)

Calle Ventura de la Vega, 17. "Casa Ramón" (cerrada) con la típica fachada de azulejos

Calle del Prado, 18.  Hotel Vincci Soho. En la fachada del hotel, haciendo esquina con la Calle León, hay una salamandra realizada con 4.200 cds por alumnos de la escuela de diseño Iade


Calle Cervantes


Calle Cervantes, 2. Casa en la que vivió y murió Miguel de Cervantes

Placa dedicada a Miguel de Cervantes


Lápida conmemorativa dedicada a D. Miguel de Cervantes

Calle Cervantes, 11 Casa-Museo de Lope de Vega



Calle Lope de Vega, 17. Frente al Convento de las Trinitarias, se encuentra el elemento conmemorativo en el que se indica que vivió D. Francisco de Quevedo y Villegas.


Calle Lope de Vega, 18. Antiguo Convento de las Trinitarias Descalzas de San Ildefonso, en el que está enterrado Miguel de Cervantes


Lápida conmemorativa de Cervantes

Otra visita al Barrio de las Letras en este blog

10 comentarios:

  1. Sentado en casa y paseando por estas madrileñas calles tan llenas de historia y arte, he disfrutado como si estuviera ahí mismo. Sólo me ha faltado un vivito en cualquiera de las muchas tabernas que inundan el barrio de la Letras. Pero tranquila estimada Ángela que el vino no me ha faltado, y nada hay mejor para gozar que una buena historia y un buen vino que las acompañe.

    Gracias por darme la oportunidad de evadirme y entrar en estos lugares tan madrileños sin salir de casa.

    Un saludo
    Pedro

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que hayas disfrutado Pedro Alfonso, y más si has acompañado la visita con un vinito. :-)

      Un saludo cordial

      Eliminar
  2. Esta zona sí que la conozco, porque en una ocasión me alojé en el Hotel de las Letras. La verdad, es un distrito espectacular. Me alegra haberlo recordado, las fotos son impresionantes Angela. Un abrazo y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra PEPE que te haya servido para recordar tu estancia por este barrio..

      Te deseo un buen fin de semana.

      Eliminar
  3. Me ha gustado muchísimo el recorrido, muy completo, lleno de hermosos edificios y calles emblemáticas. Has captado hasta las frases preciosas doradas en el suelo que generalmente suelo ver de noche cuando se va por ahí de marcha. También he disfrutado viendo los comercios con azulejos antiguos y la placa del tema de Filipinas. No sabía lo de la sinagoga y me ha encantado la salamandra hecha con CD's.
    Te felicito por tu post.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegroTrinty que hayas disfrutado y te haya gustado el recorrido por el barrio y muchas gracias por tus amables palabras.

      Eliminar
  4. Nos encanta esta zona. Muy bueno el recorrido.

    ResponderEliminar
  5. El Barrio de Las Letras, o simplemente Huertas para los noctámbulos, que nos hemos acercado hasta estas calles con ambientes y locales maravillosos, en los que siempre ha campado el buen ambiente y el buen rollo y donde se apagaron las últimas brasas de aquella Movida. Donde en los primeros años de los noventa había que llamar a la puerta de ciertos locales y enseñar una tarjeta, para tomarte la penúltima a partir de las tres de la madrugada... Cuantas historias reales podrían escribir los intelectuales de aquellos años... Me ha gustado mucho tu artículo. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por Huertas, yo no he estado por la noche como comentas, seguro que lo pasarías bien por aquellos años.
      Saludos

      Eliminar

Gracias por participar en Conocer Madrid. Te esperamos pronto

© Ángela

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...