viernes, 10 de octubre de 2008

Plaza de Tirso de Molina

8 de Octubre, 2008

Inicio de la nueva temporada 2008-2009. Como en la anterior etapa se creó un grupo muy agradable, donde había compenetración y armonía, quisimos continuar la andadura. A través del ayuntamiento era imposible que nos seleccionaran a tod@s para la actividad, de manera que hemos decidido ir por nuestra cuenta, de la mano de nuestra nueva guía Pilar, con la que estamos encantad@s.

La plaza de Tirso de Molina, anteriormente del Progreso, se encuentra en el antiguo solar del convento de la Merced, de frailes mercedarios, donde vivió Tirso de Molina (Fray Gabriel Téllez), religioso mercedario y poeta dramático español, nacido en Madrid y fallecido en Almazán -Soria- (1583 ó 1584-1648).

Estatua de Tirso de Molina, del escultor Rafael Vela del Castillo, inaugurada en 1943

Detalle de la plaza


Comedor de Caridad, parte del antiguo convento de la Trinidad, en la calle Doctor Cortezo.


Fachada del Teatro Häagen-Dazs (Teatro Calderón) en la calle Doctor Cortezo


Antiguo teatro Calderón, hoy Häagen-Dazs, del arquitecto Eduardo Sánchez Eznarriaga, de estilo neobarroco, construido en 1915-1917, en la plaza Jacinto Benavente.


Dirección General de Registros y Notariado, edificio de estilo neoclásico, en la plaza Jacinto Benavente


Iglesia Santo Cristo del Olivar. Toda historia tiene sus antecedentes, y la presencia de los dominicos en este solar, primero antiguo oratorio, desde hace un siglo convento, y a partir de 1966 también parroquia, tiene desde luego los suyos.

Los orígenes del Oratorio de El Olivar, sito en la calle Cañizares número 4, con comunicación con las de Atocha y la Magdalena, se remonta a comienzos del siglo XVII (1607), y la razón de su existencia estriba en un hecho ocurrido lejos de Madrid, concretamente en Londres. Según parece, en un templo de aquella metrópolis habían sido profanadas las Sagradas Formas. Llegada a Madrid la sacrílega noticia, un grupo de personas piadosas se constituyó en Congregación de los Indignos Esclavos del Santísimo Sacramento. Estaríamos a 28 de noviembre de 1608. Un puntal de la nueva institución habría sido el beato Simón de Rojas y un buen mecenas el mismo rey Felipe III.
En su itenerario por la Villa y Corte, la nueva Congregación tuvo su sede primero en el convento de la Trinidad, sito en la calle de Atocha, después en el de las Agustinas, y apartir del año 1647 en el lugar en que nos hallamos. Aquí se levantó una pequeña iglesia-oratorio para el culto y una casa aneja en la que la Congregación tenía sus Juntas.
La Congregación surge en defensa del Santísimo sacramento y que los Esclavos rendirán un culto especial a la santísima Virgen.
En las filas de la Congregación fueron abundantes los personajes ilustres y honorables, como el beato Simón de Rojas, el venerable Juan de Palafox, el cardenal infante príncipe Baltasar Carlos, Lope de Vega, Miguel de Cervantes, Quevedo o Calderón de la Barca. El mismo rey dispuso que al frente de la misma se situara el Arzobispo de Toledo Bernardo de Rojas y Francisco de Sandoval y Rojas, duque de Lerma, hombres ambos de los más poderosos de la época, lo que nos da a entender el esplendor que conoció la Cofradía en sus primeros tiempos.
En 1909 se derriba el antiguo Oratorio y comienza la construcción del actual templo, obra ejecutada por Enrique Repulles y Vargas. El nuevo Oratorio y casa fueron inaugurados en 1912.

Durante la guerra civil (1936-1939), el Oratorio se utilizó como oficina y almacén sufriendo múltiples daños el edificio y las obras de arte que cobijaba. Sabido es que en el Olivar se encontraban bastantes y valiosas obras de arte que desaparecieron en la contienda. Sólo se salvaron dos: el Cristo, que se venera en el altar mayor y la imagen de la Virgen del Rosario. Ambas sin embargo, pertenecen a la más vigorosa tradición de la imaginería castellana.

En 1964 había comenzado su priorato el Padre Francisco Arias, y durante su mandato, que se alargó hasta 1976, la iglesia-oratorio del Olivar fue erigida parroquia en el año 1966, con el título de Santo Cristo del Olivar.
Imagen del Santísimo Cristo del Olivar, conocido como Cristo del Perdón, es una excelente talla del siglo XVII, obra del escultor Manuel Pereira (1588-1683). El escultor era de origen portugués, nacido en Oporto, aunque su formación fue castellana. La escultura está documentada y datada en 1647

Una bellísima talla policromada de Nuestra Señora del Rosario, Patrona de la Orden dominicana. Obra del escultor Luis Salvador Carmona (Nava del Rey, Valladolid 1709-1767) director que fue de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando.

Nuestra Señora de Fátima

Capilla del Sagrado Corazón de Jesús

Interior de la iglesia de los dominicos del Santo Cristo del Olivar


Grupo en la fachada de la iglesia


Filmoteca de España, ubicada en el Palacio de Perales. Edificio de carácter monumental, construido a principios del siglo XVIII por el arquitecto Pedro de Ribera, sito en la calle Magdalena 10. Pudimos visitar la exposición que había en ese momento de fotografías realizadas por Buñuel, muchas de las cuales eran para localizar exteriores de sus películas. Curiosísimo como algunas escenas eran clavadas a la foto sacada previamente.


Escalinata interior de la Filmoteca


Bibliografía: Centenario Dominicos El Olivar 1899-1999. Editorial San Esteban

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por participar en Conocer Madrid. Te esperamos pronto

© Ángela

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...